Últimas
Noticias

Diciembre 15, 2021
El Comité Transparencia por Santander presentó Informe de Veedurías al PAE 2021
En su apuesta por seguir ejerciendo vigilancia a los contratos del Programa de Alimentación Escolar, PAE, ejecutados por la Gobernación de Santander y las alcaldías del área metropolitana de Bucaramanga, el Comité Transparencia por Santander llevó a cabo la presentación de su Informe de Veedurías realizadas en la vigencia 2021
El Comité Transparencia por Santander presentó Informe de Veedurías al PAE 2021
Con el fin de identificar posibles fallas en la prestación del servicio, irregularidades o cualquier situación que ponga en riesgo el suministro de los alimentos a los niños en situación de vulnerabilidad del departamento, el Comité Transparencia por Santander realizó durante este año, y como lo viene haciendo desde el 2016, la veeduría a la ejecución del PAE tanto de la Gobernación de Santander como de las alcaldías de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón.

En rueda de prensa realizada en la Cámara de Comercio de Bucaramanga, el Comité dio a conocer a través de su Informe de Veedurías los resultados y hallazgos más importantes durante la realización de los programas en los distintos municipios. Gracias al trabajo de los veedores, profesionales en áreas como nutrición e ingeniería de alimentos, quienes estuvieron realizando visitas técnicas, se logró establecer las fallas en la ejecución de los contratos y hacer recomendaciones importantes tanto a los contratistas como a la Gobernación y a las alcaldías.

De acuerdo con Marcela Pabón, vocera del Comité Transparencia por Santander, “en conclusión, la ejecución del programa fue aceptable. Cada uno de los municipios tiene particularidades especificas a las que hay que poner especial atención, pero en general estuvo aceptable. Todos los hallazgos han sido comunicados a cada entidad para que revisen y realicen las acciones de mejora pertinentes”.

Aunque el informe concluye que el PAE en Santander y en los municipios mencionados fue aceptable, también muestra que el estado de la infraestructura de los restaurantes escolares no es el óptimo y que es necesario intervenirlos de manera urgente. Además, también se presentaron en algunas ocasiones, atrasos en las llegadas de los productos y un caso detectado de alimentos en mal estado.

Se espera que para el año 2022 se terminen de aplicar los correctivos a las falencias reveladas y sigan todas las recomendaciones para ofrecer un mejor servicio a los niños santandereanos.


¿LE GUSTA? PASE LA VOZ